Nuestra Señora de Vailankanni

Actualizado: 15 sept 2020

A 2.400 Km al sureste de Nueva Delhi, en el Estado índico de Tamil Nadu, se encuentra el Santuario Mariano de Vailankanni. Cada año llegan 20 millones de peregrinos de los que la mitad son no-cristianos, sobre todo hinduistas.

Es tal la fama de este lugar que en India y en toda Asia es llamado la “Lourdes de Oriente”. Vailankanni es una ciudadela que apenas cuenta 5 mil habitantes y cuyo flujo de fieles se da en manera ininterrumpida todos los días de año. No es raro encontrar procesiones de peregrinos hindúes que se dirigen al santuario llevando en mano un plato de bambú con flores donde son presentadas baritas de incienso. Al llegar a la estatua dorada de María se postran y rezan junto a los fieles cristianos.

La misma historia del santuario representa un encuentro entre el cristianismo y la cultura índica, manifestado por las apariciones de María en dos momentos diversos desde el siglo XVI.


LA APARICIÓN


La primera aparición .- Fue ante un joven de Vailankanni que estaba llevando leche a su pueblo en Nagapattinam. Mientras descansaba junto a un lago se le apareció la Virgen pidiéndole leche para su Niño. El joven se lo dio y la Virgen le agradeció con una dulce sonrisa. Al llegar a su cliente el joven contó la visión y milagrosamente el recipiente se llenó hasta completar la leche que faltaba, llegando incluso a rebalsarse. El hombre atónito quiso ir al lago donde él también tuvo una visión. Los habitantes lo llamaron Matha Kalum, el Lago de Nuestra Señora.


La segunda aparición.- Fue hacia finales del siglo XVI. La Virgen se apareció a un joven cojo de nacimiento que vendía mantequilla bajo un árbol, en una localidad del país llamada Nadu Thittu (Monte Central). La Virgen le pidió mantequilla para su Niño y confió al joven índico la tarea de ir donde un facultoso cristiano de Nagapattinam para que construya una capilla en aquel lugar. Solo llegado a Nagapattinam el joven se dio cuenta que había sido curado, y el cristiano ya había tenido una visión de la Virgen.


En Nadu Thittu fue edificada la capilla, una pequeña cabaña que desde entonces comenzó a ser meta de peregrinaciones.

En el siglo XVII una embarcación portuguesa que viajaba de Macao a Ceylón fue golpeada por una tormenta. Los mercantes hicieron un voto a la Virgen comprometiéndose a construir un santuario en el lugar donde habrían podido desembarcar. El 8 de septiembre - fiesta de la Natividad de María- llegaron sanos y salvos a Vailankanni. La cabaña fue sustituida por una construcción en piedra, sucesivamente enriquecida por los mercantes. Entre 1920 y 1933 el Santuario fue mejorado ulteriormente. El 3 de noviembre de 1962 el Papa Juan XXIII le confirió el título de Basílica.


La Iglesia

Fue expandiéndose, gracias a la influencia de jesuitas y franciscanos, al punto de albergar hoy día, dentro de su imponente arquitectura neogótica, no sólo tres capillas sino, además, un museo sacro.


COMO VIERON A LA VIRGEN

“Our Lady of Good Health” (Nuestra Señora de la Buena Salud) es representada con lineamientos índicos, vestida con el típico sari y una corona en la cabeza. La misma historia del santuario representa un encuentro entre el cristianismo y la cultura índica, manifestado por las apariciones de María en dos momentos diversos desde el siglo XVI.


Cada día se celebra en la “Lourdes de Oriente” 14 Misas en 6 distintos idiomas. Cerca al Santuario se levanta una casa para minusválidos, Nirmal Hriday Home, administrada por Misionera de la Caridad de Madre Teresa que trabajan también en varios centros educativos. En el 2004 la ciudad fue golpeada duramente por el tsunami provocando al menos 500 víctimas. El afecto de toda India por Vailankanni nunca ha fallado y sigue siendo así meta de peregrinación para millones de personas, lugar de paz y de oración.




7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo